Aguas pluviales

El aprovechamiento de las aguas pluviales, es un recurso muy bueno para poder satisfacer las necesidades hídricas de otros usos menos estrictos como en el riego del jardínrelleno de cisternas de WClimpieza de exteriores de la vivienda o limpieza de coches. Todo sin perder ni disminuir nuestra calidad de vida.

Con un sistema sencillo y de bajo mantenimiento se dispone de un agua de buena calidad y en cantidades significativas (30% ahorro en el consumo doméstico si se utilizan las aguas pluviales para el inodoro).

El agua pluvial es un agua muy blanda que permite reducir a la mitad el uso de detergentes.

El aprovechamiento de las aguas pluviales se hace en 4 pasos:

  1. Recogida del agua desde los tejados y a través de la canalización.
  2. Filtración del agua para mejorar la calidad del agua y evitar la putrefacción durante el almacenamiento.
  3. Almacenaje del agua en depósitos, que pueden ser subterráneos o en superficie.
  4. Distribución del agua para su reutilización mediante bombas exteriores o sumergidas.

Para maximizar el aprovechamiento del agua, también se realizan proyectos donde se combinan el almacenaje de aguas pluviales con las aguas regeneradas provenientes de un sistema de depuración biológico.

ASEPMA ofrece estudios y proyectos personalizados para el aprovechamiento del agua de la lluvia. Nuestros estudios se basan en datos reales de pluviometría y de necesidades hídricas. De este modo, podemos ajustar cada sistema de recojida de agua de lluvia a las necesidades reales de nuestros clientes, pudiendo hacer también proyectos llaves en mano.

Aguas Pluviales
Aguas Pluviales
Aguas Pluviales